NICOLAS FLAMEL: ENIGMÁTICO CUADERNO DE DIBUJOS

La Historia del Misterioso "Libro de Abraham el Judío"

Nicolas Flamel una noche soñó que un ángel se presentó ante él.
El ángel, radiante y con alas le mostró un libro, mientras pronunciaba estas palabras, que debían permanecer en la memoria del oyente: "Mira bien, en este libro, Nicolas. Al principio no se comprenderá nada de lo dispuesto en él, ni usted ni ningún otro hombre. Pero un día podrá ver lo que ningún otro hombre será capaz de ver. "

Días más tarde, aparece un joven en su librería, ofreciéndole un manuscrito antiguo a la venta, Nicolás con asombro comprueba que este manuscrito es especial, el mismo del Ángel del sueño!
El libro estaba escrito en parte, en hebreo y Flamel no entendía este idioma. Los judíos que vivían en Francia habían abandonado el país tras la persecución. Sabía que quedaban todavía algunos judíos en España, así que copió una porción del libro y partió en busca de un traductor. Buscó por meses sin encontrar a nadie que pueda ayudarlo. Durante el viaje de regreso, se detuvo en una morada y compartió la mesa con un mercantil francés que tenía contactos con gente le podían traducir el libro. El mercantil francés le presentó al "Maestre Canches". Cuando Nicolás le habló del libro de Abraham el judío, los ojos del Maestro se iluminaron y le explicó que Abraham el judío era un venerable maestro que dedicó su vida a estudiar los misterios de la Cabala. Dicho libro había desaparecido, pero continuaba reapareciendo en distintos rincones del mundo, y desapareciendo de nuevo.
Desafortunadamente, las hojas que llevaba Nicolás en su viaje no eran suficientes para descifrar los secretos. El Maestro accedió a viajar de regreso con Nicolás y ayudarlo a traducir el libro. En el viaje de regreso, el Maestro, ya muy anciano, comenzó a debilitarse y murió. Nicolás piadosamente lo enterró en una iglesia cerca del lugar y continuó con su viaje.

A partir de aquí, comienza la historia de Flamel, tratando de descifrar el manuscrito en su totalidad, estudiándolo durante años e iniciando un Camino de descubrimiento.

Gracias al libro de "Abraham el Judio", se había elevado por encima de la satisfacción de sus sentidos y el torbellino de sus pasiones. El sabía que el hombre sólo alcanza la inmortalidad a través de la victoria del espíritu sobre la materia, por lo esencial de la purificación, de la transmutación del ser humano en lo divino.

Misterioso sistema de cifrado de Flamel:
























LAS TRECE FIGURAS ALQUIMISTAS DEL LIBRO DORADO DE ABRAHAM:






ENTRADA RELACIONADA: "El Libro de las Figuras Geroglíficas"




8 comentarios:

Dr. Gnomegang dijo...

Muy buena entrada, me recuerda un libro sobre Alquimia que encontré de segunda mano hace años, pero desapareció misteriosamente, parece que alguien se lo llevó...

Me refiero a un libro normal, claro está! :-)) Se trata de El tesoro de los alquimistas, por Jacques Sadoul, Ed. Plaza & Janés 1976. Un excelente libro, que jamás he vuelto a encontrar.

Me ha gustado esta historia en particular. Ya deberían haber hecho una película sobre la misma. :-))

Abrazos,

lamberto palmart dijo...

Innumerables libros se perdieron en la antiguedad, por desgracia ninguno a llegado a mi biblioteca :-), seguire rastreando. Gracias por incluirme en tu blog. Te iré visitando, la alquimia es un tema que me apasiona

Susana dijo...

Hola Alchemy, tienes un blog muy interesante... Esta pasión por los libros hay que alimentarla siempre.

Un saludo, te leo

Galmaran dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Dr. Gnomegang dijo...

Cuidado con el Spam de arriba, ahí puede venir spyware, adware, y no se cuantas cosas mas!

Saludos

Alchemy dijo...

Gracias dr. gnomegang!! se me había pasado activar el código de verificación en los comentarios. Si bien se que es tedioso tener que verificar la palabra, pero en los tiempos que corren (por lo visto es algo que está ocurriendo seguido en blogger, tengo otro blog en wordpress y allí no ocurre)hay que tomar recaudos.
Saludos, nos estamos visitando:
BeT, desde la Bitácora de alchemy

Sahaquiel dijo...

Sólo pasaba a saludar y a agradecerte por un pos excelente sobre un personaje sencillamente fascinante...
Un beso.

Alchemy dijo...

Coincido con vos Sahaquiel! Fascinante personaje!! ;-)
Saludos...
BeT