"Eclipsados"


Hace horas, acaba de producirse el eclipse total de sol más largo del siglo XXI.

Las repercusiones del mismo, en videos:


Astrólogos indios advierten del eclipse
Astrólogos indios advierten del eclipse


El eclipse solar más largo del siglo
El eclipse solar más largo del siglo


Eclipse solar filmado desde un avión
Eclipse solar filmado desde un avión



"El gran astrólogo alejandrino Claudio Ptolomeo (120-180) realizó un estudio profundo y detallado de los eclipses, que reflejó en los capítulos 4, 5, 6 y 7 del segundo libro del Tetrabiblos. No los consideraba necesariamente catastróficos, sino que, a su juicio, resultaban benéficos o perjudiciales en función de su relación con el resto del cielo. Añadía que era preciso estudiar el signo en el que se producía el eclipse para saber a qué lugares afectaría. También era necesario analizar qué signo y qué planetas salían por el horizonte o culminaban en el momento en el que tenía lugar e incluso la posición de las estrellas fijas. El planeta dominante en ese momento constituye el regente del eclipse".

"Una de las teorías más relevantes que formuló es que los efectos de un eclipse duran tantos años o meses –dependiendo, respectivamente, de si es de Sol o de Luna- como horas se haya prolongado el fenómeno".


"Según Ptolomeo, los efectos de un eclipse serán positivos si el planeta regente es de carácter benéfico (Venus y Júpiter) y anunciarán riqueza, abundancia y felicidad. Por el contrario, las consecuencias serán negativas si el regente es un planeta maléfico (Marte o Saturno). Anunciará entonces guerras, pestes, miseria y muerte".
"Ya en la época moderna otros astrólogos han ampliado las teorías de Ptolomeo sobre los eclipses. Así, en su Enciclopedia astrológica Nicholas Devore señala que algunos expertos “consideran que los países que se hallan dentro de la sombra del eclipse son aquéllos en los que se sentirán sus efectos”.


"Los últimos estudios astrológicos apuntan que los eclipses tienen una influencia “plutoniana”; es decir, se asocian a grandes procesos de transformación y metamorfosis tanto personales como mundiales".

Leer más sobre este artículo en la página de José, a secas


Eclipses históricos:


El eclipse total de Sol del año 585 a.C.
La sombra que envainó las espadas, VER ACÁ.


¿Hubo un eclipse durante la crucifixión de Jesús?
AQUÍ, interesante artículo.

Eclipses en la Antiguedad, LEER MÁS.


Obras pictóricas representando eclipses:

San Benito
(1735 - Cosmas Damian Asam)



Dionisio el Areopagita de Antoine Caron
(eclipse producido en 1571).

4 comentarios:

CVMandalas♥ dijo...

Maravillosa Naturaleza♥
Saludos Mandalicos♥...
Paz♥

Alchemy dijo...

Gracias por esos saludos cargados de amor! Un abrazo ;-)

Diario Literario de Viajes dijo...

Querida Bet

Me parece muy interesante todo lo que explica Ptolomeo sobre los eclipses, en especial porque pone de relieve el conocimiento tan profundo que en esa época se tenía sobre el Cielo y las relaciones entre los astros.

En verdad que esto deja constancia de que la verdadera Astrología , que en esa época contenía a la Astronomía , podía leer los signos que marcaban las estrellas. Un conocimiento que los modernos hemos perdido y en el mejor de los casos tratamos de recuperar. Me pregunto qué sería si los conocimientos del pasado y del presente se reunieran en orden jerárquico...?

No he tenido tiempo de leer todo el post y ver los enlaces que propones, así que no comentaré más de momento.

Te mando un gran abrazo y espero que estés bien.

Un abrazo de Núria, de “Desde mi ventana” http://dmiventana.blogspot.com/

Alchemy dijo...

Hola Nuria! es verdad, a mi también me pareció muy interesante y "sabio" el modo de ver de Ptolomeo esa conjunción de la Astrología y la Astronomía. Muestras de la sintonía del hombre de aquellos tiempos con su entorno y el Cosmos todo.
Tal vez este sea el tiempo de aunar el conocimiento adquirido por el hombre en todos los tiempos.
Tal vez sea el tiempo de un nuevo paso en la evolución humana, esta vez no desde lo biológico, sino desde el verdadero conocimiento de uno mismo, el gran salto espiritual.
Un abrazo, Nuria, y gracias por visitar la Bitácora y dejar tu huella, siempre con algo para aportar.
BeT