La influencia de los cristales.


 El orden interno de los átomos de un cristal puede influir positivamente en su entorno, asegura Gondhi Rosas Ortiz, especialista en cristaloterapia por el Cristal Awareness Institute.
Sin duda, la piedra más famosa por sus efectos terapéuticos es el cuarzo, que son acumuladores de energía solar.
Simon Lilly, autora del libro Cristales, explica: «Son en esencia la cristalización de todos los elementos: agua, aire, fuego y tierra, ya que cada uno de ellos está presente en el proceso de su formación a través de los siglos.

El principio curativo



No se sabe exactamente de qué manera favorecen los cristales los procesos curativos, pero es posible que su propia naturaleza aumente los niveles de armonía en su entorno inmediato.
«Hay que tener en cuenta las potencialidades de cada cristal, que en su estructura y muy particular frecuencia y vibración, tienen la capacidad ya sea de reparar, limpiar o incrementar la energía en cada chakra del cuerpo humano.
«Pueden utilizarse para eliminar frecuencias nocivas para la salud, como las ondas que emanan los cables de alta tensión, para mantener la limpieza de la energía en las habitaciones y también para optimizar los beneficios de los alimentos», precisa Rosas Ortiz.


El cuarzo, por ejemplo, produce impulsos eléctricos, y su campo energético tiene la habilidad de asociarse con la frecuencia del cuerpo humano, agrega.

El agua y el cuarzo, que vibran en similar frecuencia que el cuerpo humano, redundan en una armonía entre este cristal y el ser humano, ya que son la materia más ordenada del universo, refiere Lilly.
«Puesto que la coherencia es una fuerza más poderosa que el caos, introducir orden en un estado desorganizado, como poner un cristal en músculo dolorido, puede redoblar las posibilidades de recuperar la estabilidad perdida.
«Su resonancia simple y poderosa ayuda a restablecer el equilibrio y armonía», indica en su libro.
Cristalizan su uso la electricidad o impulsos eléctricos que generan, sobre todo el cuarzo, son recurso importante en la tecnología actual, ya que sonares, computadoras, relojes, aparatos eléctricos, radios y más, utilizan este recurso de energía, que selecciona y separa una determinada vibración para que pueda ser usada sin la interferencia de otras.
«Los poderes terapéuticos de los cristales se pueden canalizar de forma que sirvan para equilibrar los sistemas corporales y las emociones, o para aliviar malestares, dolores de cabeza, migrañas, problemas menstruales, insomnio, estrés y falta de concentración», subraya Lilly.
«Se tansmutan en cristales al cabo de milenios, de ahí su poderosa energía», puntualiza Rosas Ortiz.

Fuente: "reforma.com" (ed. febrero 2003)

4 comentarios:

Marti dijo...

Según tengo entendido al cuarzo en concreto siempre se le ha considerado un amuleto y muchos pueblos de la antiguedad creían que poseía propiedades curativas...

Excelente la información, se agradece

Salu2 BeT ;-)

Alchemy dijo...

Hola Marti! así es, el cuarzo es una de las piedras más conocidas y empleadas por su valor energético. Realmente es fascinante este mundo de las piedras y gemas y toda la magia que encierran y muy cierto lo que menciona Rosas Ortiz al referirse al tiempo que le lleva a estos elementos transmutarse en cristales y la poderosa energía que esto evoca.
Gracias por tu visita y comentario ;-)

juanarmas dijo...

Gracias Alchemy :)

Creo que aunque la mayoría de las personas no tenemos ese grado consciente de sensibilidad, existen personas que por medio de la meditación o bien de actividades afines, han conseguido agudizar su sensibilidad y llegan a captar esas sutiles variaciones.

Tomo nota de esa información y me imprimo el gráfico.

Gracias.

Alchemy dijo...

Hola Juan, bienvenido :-)
Veo muy razonable el poder energético de los cristales piedras, gemas y minerales, teniendo en cuenta la cantidad de años que les lleva "evolucionar", es evidente que tienen mucha energía concentrada. También es razonable pensar que el tipo de mineral, cristal o gema que se encuentra a nuestros pies, según cada zona de la tierra donde nos encontremos, tienen una incidencia en los seres que allí se encuentran, todo está íntimamente relacionado reglado por ese "equilibrio sagrado". Así como el agua, el aire, las flores que hay en nuestro entorno inciden en nosotros, es evidente que las piedras tienen su poder.
Gracias por la visita. Abrazos!